Queja y aprendizaje

Hoy me animo a escribir mi queja en éste artículo. Con la promesa de compartirte mi aprendizaje.

Mi deseo explota por que tengo que expresar de alguna manera lo que estoy viendo como diseñador gráfico. Una etapa bastante particular y qué mejor lugar que éste, mi ventana personal, mododecolor.es.

¿Quién soy para opinar al respecto?

Tengo unos cuantos años de experiencia en el área de diseño gráfico y debo confesar que pocos años de comprensión en el tema de las relaciones interpersonales.

Soy apegada al respeto como principio fundamental de toda relación, en la espera del tiempo perfecto de las cosas y de la tendencia de tomar ventaja de las oportunidades una vez que las tengo presentes

Soy inquieta en el espacio laboral al 100%, muy pro-activa, de una manera que podría incomodar a los que no son resolutivos, porque siempre quiero recorrer una milla más de la solicitada.

Tengo experiencia en el área de producción dominado varios programas de diseño, experiencia en maquetación de la parte editorial, experiencia en la parte de pre-impresión, y aquí hago la pausa.

El nivel de presión de tiempo que se crea en el medio de la impresión de offset, gran formato o impresión digital es humillantemente injustificado, es mi opinión personal.

En contexto con el cargo de Pre-impresión

Te pondré en contexto para que ilustración se genere en tu mente: Yo en el cargo de encargada de Pre-impresión.

Sé que es una vulgar propaganda en contra de mi persona, lo sé, definitivamente necesito expresarme porque aún no justifico las múltiples actividades, tareas, seguimiento que conlleva la impresión de múltiples artes finales.

Mi hipótesis es que un día, se juntaron idealistas con poder de persuasión y levantaron una resolución para todos, que reza así: “En el restaurant te atendemos como en tu casa“ (mentira, a nadie le importa si comes en tu casa, espera que dejes todo en orden si se te ocurre comer).

En la hostelería: “Te hacemos sentir en casa“ (mentira, en tu casa nada está en orden y con suerte la toalla está limpia). Pues lo mismo pasó con los del sector de la imprenta: “Te los tengo listo dentro de 48 horas“ (buff, y el diseñador gráfico piensa: veremos las condiciones del diseño, el formato, el perfil del color y cuanta guarrería encuentras en las capas del archivo).

Mucho tiene que ver con la gerencia en las empresas en su momento de considerar al recurso humano creativo con un perfil diferente al momento de la captación, con habilidades propias del cargo y con habilidades blandas… esas que sirven para que te evalúen como “humano de valor“.

Si le sumamos que tal vez tu ordenador no está a la medida de la demanda de trabajo. Que posiblemente no dispones de el hardware adecuado para llevar a cabo su trabajo diariamente en santa paz. Uhm, y si hablamos de disponer de agua, potencia de energía en las instalaciones o control de temperatura. Todos estos elementos fundamentales, si los tienes en tu puesto de trabajo, pues, valorarlo es un buen gesto de agradecimiento con tu ombligo.

Los elementos sorpresas aparecen en la escena, le llaman Deadlines, creados por las promesas de comerciales con miedos a perder el cliente. El punto es, que si eres creativo, no debes ocupar un cargo así.

En mi caso no tenía la capacidad de crear nada desde cero. Las demandas del cargo serán técnicamente mecanizadas. Estar a cargo de la Pre-impresión quema, seca y duerme mis genes creativos. Todas los procesos de edición del arte que realicé, con un AAFF del cliente, podría significar un desafío diferente. Por cada diseño tiene sus mañas, según su creador o agencia creativa.

Esos rituales de creador como lo son:

  • Dedicar tiempo para mirar el diseño 3 o 4 pasos lejos del monitor
  • Inclinar tu cabeza un poco a la derecha
  • Guiñar un ojo y el otro después

Mi propuesta

Me encantaría que algún sociólogo o psicólogo realice un estudio de comportamiento empresa/diseñador y evalúe el entorno de trabajo de las empresas creativas con éxito, de esas que consideran que su departamento creativo, no es normal.

Un experto en comportamiento laboral/social. Que realice valoraciones del entorno de trabajo de esos cargos. Para posterior comparativa de resultados de éxito con empresas tipo Google, Pixar, etc.

He leído que dichas empresa de éxito tienen consideraciones basadas en obtención de objetivos y no cumplimiento de horario. Permitiendo actividades superfluas pero disipadoras de estrés. Un rascado de la panza a media mañana. Que realice esas actividades de despegue que permite su potencial.

Esto me hace recordar una anécdota particular. Una vez un jefe se preguntó por qué a veces bostezaba… vaya tela la que se pasa en los empleos.

Perfil de un diseñador gráfico en las bolsas de empleo

Darle un vistazo a los portales de empleos y realizar búsqueda de diseñador gráfico y se encontrará lo que solicitan ciertas empresas.

  • Dominio de programas vectoriales, mapa de bits (psd, ai)
  • Dominio de producción, edición de vídeo
  • Conocimiento de HTML, PHP, CSS, Java, etc.
  • SEO
  • Pixel perfect (ahí se fue al caño todo lo que sabes de illustrator porque no te sirve)
  • Atención al detalle, tiempos ajustados

Estas cosas me hacen preguntarme si a lo largo de estas décadas tecnológicas estamos atravesando una crisis de identidad. Ser navaja suiza no es rentable. Es agobiante y frustrante. Una vez alcanzado un objetivo, el mismo es obsoleto.

También la pregunta que me hago es. Si el problema empieza desde los centro de formación de los diseñadores. Le podríamos llamar contracción económica o pérdida de valores humanos por parte de los reclutadores de RRHH.

Mi aprendizaje

No habrá trabajo perfecto que yo pueda conocer. Todo parte de que los seres humanos nunca estamos conformes con lo que tenemos.

La he pasado mal en ciertos cargos de diseñadora gráfica mientras los viví. Pero, cada día tiene su propio zumo. He aprendido a realizar actividades, adquirir destrezas, elevar mi experiencia por los malos momentos de tensión y exigencias. Ya sea por negligencia de compañeros de trabajo o por desbordes de autoridad de parte de los jefes. Pero al final del día, luego de mucha batalla, consigues ser más audaz y más zorro que el día anterior.

Un aplauso para todos los abusadores de poder, exigiendo cada día más,  que hacen que personas como yo tengamos cada día más experiencia en el campo del diseño gráfico.

Mientras tanto, sigo siendo productiva. No paro de crear aunque superficialmente realice otra actividad.

Queja y aprendizaje